24 sept. 2012

¿HABLAMOS DE LOS PIES?


¿HABLAMOS DE LOS PIES?

Los pies…esos pequeños físicamente comparados con el resto del cuerpo, pero que a la vez son tan fuertes como para aguantar nuestro peso y tan importantes para nuestra postura.
Quizá no les demos la importancia que tienen porque están lejos de la cabeza, y vivimos en una época muy mental, nos hemos desconectado de nuestro cuerpo.
Sucede en nuestra sociedad occidental que nos olvidamos de ellos. Los pobres en invierno viven encerrados en incómodos zapatos, altísimos tacones que quedan muy bien para una cena, pero que no son nada sanos para el día a día. A los niños les reñimos cuando se descalzan, pero ¿te has parado a pensar que quizá deberías descalzarte tú? Andar descalzo un rato al día es sanísimo, puedes aprovechar para sentir las diferentes temperaturas y texturas del suelo, le liberas un rato y así tú mismo puedes sentirte liberado.
Es sabido que muchos dolores corporales vienen desde los pies. Así, un dolor en la espalda puede venir porque tus pies no están bien colocados. Piensa que los pies son tu base, y a partir de ahí construyes tu postura hacia arriba, con lo cual si hay una mala colocación la sigues arrastrando hasta que llegas a un punto donde pones la tensión.
Los pies también tienen un componente psicológico: tal como colocas o sientes los pies, así “andas” por la vida. Es decir, puede que tus pasos sean firmes, o bien puede que andes casi de puntillas, intentando pasar desapercibido o bien porque no te sientes bien afirmad@ en tu vida. Sucede a veces por ejemplo, que ante un cambio que hemos sufrido recientemente (mudanza, un nuevo trabajo…) de repente tropezamos más a menudo, e incluso llegamos a caer. Esto es en parte porque estás más presente en tu cabeza, pensando en qué acarreará esta novedad que estás viviendo, y dejas de sentir la seguridad que tenías antes de ella.
Por este motivo a mis alumnos les insisto en que sientan sus pies. Tener una buena base de apoyo, colocar bien los músculos desde abajo para tener una buena postura hacia arriba, que se sientan firmes y bien seguros sobre sus pies es fundamental. 

No hay comentarios: